27 de mayo de 1940, bombardeo alemán de la costa de Inglaterra

En la portada publicada este día vemos hidros alemanes que desembarcan fuerzas en las proximidades del puerto noruego.

Se publica el bombardeo alemán sobre la costa inglesa. Churchill, en un mensaje a las Trades-Unions, dice que la gravedad aumenta por horas. Las tropas del Reich alcanzan las alturas de Vimy, desde Lilliers hasta Gravelinas.

En los medios hay una extraña confusión sobre las noticias de guerra. Después de anunciarse ayer que Boulogne era alemana, hoy se dice a los corresponsales que el destino de la ciudad es un misterio. Londres afirma que el puerto está en poder de Alemania; París pretende que sigue siendo francés; Alemania, en cambio, afirma que Calais es suyo, pero los aliados no lo confirman. Uno de los críticos militares más prestigioso, sir Charles Gwynn, sostiene que la captura de Boulogne tendrá, en todo caso, menos consecuencias desagradables que hubiera tenido en la última guerra, porque ahora no están allí los depósitos ni establecimientos de retaguardia, sino en regiones mucho más seguras.

Las bombas alemanas han empezado a caer en territorio británico; en Yorkshire y en East Anglia.

EJEMPLAR DE ABC  DE 27  DE MAYO  DE  1940. SI DESEA COMPRAR ESTE EJEMPLAR  ORIGINAL CONTACTE CON  NOSOTROS  RELLENANDO EL FORMULARIO DE CONTACTO

Un pensamiento en “27 de mayo de 1940, bombardeo alemán de la costa de Inglaterra

  1. Oficialmente, se dice que no es posible dar noticias, y es que, en muchos casos, no se sabe los lugares donde están los destacamentos de cada bando. Se están librando, actualmente, cinco grandes batallas; la primera, muy encarnizada, para la posesión de los puertos del Canal; la segunda es la de Amiens; la tercera es la de Bapaume; la cuarta batalla la constituye la ofensiva alemana al Sur de Sedan. La quinta es la que libran británicos y belgas para contener a las divisiones alemanas en el Escalda. La distancia más breve entre las dos alas de la brecha es la que va de Bapaume a Péronne, a unos 22 kilómetros. El ejército francés y británico estaban, al parecer, preparados para la defensa a todo lo largo de la frontera Belga, desde la línea Maginot al mar; pero no para la guerra de movimiento.

Los comentarios están cerrados.